08 septiembre 2009

Rebaño

La gente en masa es tonta. Es algo tan demostrado que en política lo usan todos los días. Es más fácil convencer a cien personas a la vez de algo que a una sola, la psicología social sabe bien de eso. Nos puede la masa, nos alecciona, nos intimida, perdemos la realidad y nos vamos con la identidad, la imagen, el símbolo de la masa, que no es más que un concepto, como los países. Y así, la especie animal supuestamente más elevada, se va convirtiendo poco a poco en la más estúpida al encarcelar su vida con “lo que se espera de uno”, “lo normal”, “lo hace todo el mundo”, el símbolo, “para vestir santos”, la imagen, la identidad, la irrealidad y la gilipollez elevada a la infinita potencia.

1 comentario:

TELBA dijo...

Es de lo más sensato, coherente y real que has escrito úlmitamente.
Sigue por ese camino.