31 diciembre 2011

Navidad, esperada navidad...

La eterna imitación y prolongación de lo previsto.
El regalo esperado sin esperas.
Ese niño del pesebre, sin techo y con un arma bajo el brazo.
Las uvas, pavos pavoneando; el juego de máscaras.
La meretriz que se queda sin aguinaldo.
La muerte de la creatividad, la fuga de lo inesperado.
Los camellos sin reyes repartiendo droga para celebrarlo.
Noches viejas que menguan a cada esquina.
Noches buenas para disfrazar días malos.
Solidaridad que se va de vacaciones el resto del año.
Pesebres en el mundo de la medalla de bronce.
En el primer mundo, rascacielos rascando el bolsillo.
La crisis de la que no se habla, la importante, la interna.
El año nuevo que jamás renueva…
La lenta agonía de lo humano.
Y el crítico de turno, las navidades criticando.

1 comentario:

mim dijo...

¡Que en estas Fiestas renazca el amor y la luz de la esperanza! ... Y que la esperanza se transforme en maravillosa realidad. ¡Felices Fiestas!