05 julio 2012

De buitres, miedos y vuelos

Muchas veces queremos surcar los cielos y nos sujetan las alas. Volar más allá de lo establecido se torna difícil pues el cielo es inmenso y aparece el miedo. A veces no tenemos miedo de la luz, tenemos miedo de que nuestra luz ilumine demasiado.
El martes tuve la suerte de ir al Gaztelu con mi montañera amiga. La primera vez que fui apareció un jabalí como ya relaté entonces y esta vez vimos atrapado a un buitre que luchaba por salir de un abrevadero con forma de piscina.
Estaba agotado pero intentaba agitar las alas mojadas para volar y no podía y tenía miedo y todo estaba en contra… pero con miedo, con todo en contra y con las alas en malas condiciones lo intentaba. Es su naturaleza de la cual no reniega; con miedo y dificultad se pueden hacer cosas.
Antes de irnos dimos aviso para ver si podían rescatarlo de las trampas artificiales que fabricamos los más animales de todos, estos homínidos llamados humanos; y hoy me lo imagino volando de nuevo los cielos, con miedo, con alegría, con dificultad, con altibajos, pero volando, sin renegar de su naturaleza, mostrando toda su luz, pues nadie puede cortar las alas de los sueños cuando uno supera el miedo a desarrollar lo que lleva dentro.

Luchando por salir. Esperemos que ya esté volando

No hay comentarios: