11 junio 2013

Que no te posea lo que posees

El día que dejemos de sentir aferramiento e identificación… el día que dejemos de buscar posesiones, tanto amorosas como materiales… el día que no funcionemos en torno al “mi”… será una gran revolución de “nosotros”
No somos infelices por no tener compañía, riquezas, posesiones, títulos… somos infelices por no soportarnos a nosotros mismos y huir con todo eso.
La realidad libera pero no vemos más allá de nuestros condicionamientos sociales, culturales y psicológicos que llevamos programados en nuestro cerebro.
Al león le da igual qué nombre han puesto a su tierra, él vive en la tierra; le da igual si ruge bien o mal, él ruge; y cuando ve un bonito amanecer no trata de atraparlo con una foto, él observa. Solo el ser humano se ha convertido en el animal menos natural de la naturaleza por inventarse con el pensamiento irrealidades de las que la humanidad está presa.
 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

sencillamente GENIAL. Marta

Anónimo dijo...

Magistrales escenas. Detallan las sutilezas de todo lo que has escrito. Es realmente armonioso leerte. Me encanta escuchar la profundidad de tus palabras. Gracias...
R