08 febrero 2014

La vida tal cual


La ilusión de la seguridad
Contemplaba desde el puente cómo un barbo se deslizaba entre las pequeñas olas que ese gran río formaba e imaginó ser tan libre como el barbo, luciendo esos bigotes entre las aguas, libre, sin problemas ni preocupaciones, seguro, sin… No supo que carajo de pájaro asesino cayó del cielo, cogió al barbo en menos de lo que dura un parpadeo, lo llevó a la orilla y con el pico lo descuartizó vivo sin juicio previo.


Dolorosa belleza
Cuando acerqué mi nariz para oler el encanto de la rosa, el aroma natural en una fresca mañana, el contacto con la belleza… un pinchazo en forma de aguijón me contó otras realidades y, mientras la abeja se iba a morir a otro sitio, ví la belleza natural de los hechos, eso sí, mientras se me hinchaban de realidad las narices.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Jajaja.... Que ocuro hoy