27 marzo 2014

Aburrimiento

No es que pretenda hacer una disertación (ya solo oír esta palabra me aburro) filosófica sobre el aburrimiento; palabra que viene de "ab" (sin) "horrere" (ponerse los pelos de punta) Y es que uno no puede estar todo el día con los pelos de punta. Aunque hay muchos motivos antes de ir al peluquero para que así se pongan. El preferido, las caricias (en todas sus expresiones siempre que te ericen el pelo). El odiado, el miedo, y es que el miedo, o vas a su casa a visitarlo o se instala para siempre en la tuya y cuando recibas visitas dirán: “¿has visto qué pelos llevaba?” Lo que me recuerda el “qué dirán” y lo aburrido que resulta estar siempre pendiente de eso.
¿Por qué no aburrirse sin más? Así como un día hice oposiciones a mediocre (quedarse en el medio de la montaña) y empecé a disfrutar del viaje sin exigencias varias, también me surge la pregunta: ¿y si me aburro y no le doy vueltas a mi aburrimiento? Porque en realidad… ¿no estaré huyendo con tanta actividad de ciertas cosas que me está mostrando el aburrimiento a solucionar de mi vida? Así pues, primero aburrirse y cuando sepa cuáles son mis miedos, es la hora de activarse enfrentándose a ellos.
Acabo de repasar el último párrafo y hasta me he aburrido, con lo cual va bien el texto. Aburrimiento acaba en “miento”, lo mismo que enamoramiento (pero no es el momento de hablar de esta enfermedad transitoria)
El antónimo (esta palabra siempre me suena a nombre de varón de los de antes, el Antónimo, ese señor que siempre te lleva la contraria en el bar) sería diversión. De “di” (divergencia, separación) “vertere” (verter, girar) Dar un giro en dirección opuesta. Curiosa etimología, a que sí. Estás en la boda del primo a la que no querías ir y de repente te das cuenta de que no hay que hacer siempre lo que de ti esperan , te das un giro, viertes la copa, te separas y te vas. ¿Divertido? No sé, aunque sí coherente con lo que pensabas. Y es que hoy me han dicho en una clase que cumplimiento acaba también en “miento”
¿Hay algo más aburrido que las personas cuando se ponen las máscaras? No puedo cuando se finge felicidad. Un día observé en la tele tres tipos con expresión muy relajada y seria en los “Sanfermines” y de pronto les enfocó la cámara de televisión y empezaron, de inmediato, a hacer el tonto y bailar. ¿Pero qué había de malo por estar tan relajados como estaban? ¿Hay animal más absurdo que el ser humano? ¿Acaso tenían miedo de aparecer ante los demás como unos aburridos? ¿Y no es más aburrido hacer lo que esperan que hagas los demás?
Uy, el texto va ya muy largo; por hoy lo interrumpo si es que alguien ha sido capaz de llegar hasta esta línea sin esbozar (me gusta esta palabra) una mueca de aburrimiento.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pues yo me he di-vertido mucho con esta lectura¡¡¡
Anónimo... sin t...