01 agosto 2015

Blues sin puntos y aparte

Que no, que no me apetece ir al cine; que prefiero caminar bajo la lluvia hasta ese local donde tocan a ritmo de blues y mirar por los cristales las gotas de lluvia iluminadas por las farolas y callarte mil cosas mientras te miro de reojo cuando el guitarrista cambia el acorde y tú yo estamos en desacuerdo y no hay puntos y aparte que detengan la lluvia, el ritmo, la vida y el cine al cual no vamos; donde pondrán una película en la que quizá no llueva ni haya posibilidad de coger un catarro y observar cómo esa camarera frota con furia los vasos con el ceño fruncido probablemente por varias historias que el guitarrista ha detectado y por eso ha cambiado improvisando ahora un jazz, mientras entramos por la puerta intentando convencerte que merece la pena no haber ido al cine pese a que la lluvia ha despeinado tu pelo a lo garçon que te queda genial y el ritmo de las historias que tratan de nada va a comenzar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta, leerte, y mucho; continúa escribiendo, gracias

Leonardo Resano dijo...

Gracias, me gusta compartir. En cuanto encuentre tiempo o el tiempo me encuentre, sigo.