11 marzo 2016

Algo más

Un té caliente humeando puede ser el inicio de una aventura a través de compañías que buscan soledad, una grandiosa idea en una cafetería que humea en la libreta de aquel escritor, quizá unas marcas de pintalabios que pintan un pasado reciente de aventuras por venir.
O tal vez es una taza de té caliente y nada más.
Un fular tirado en un sucio charco es el comienzo de una celebración, la libertad de un cuello que se quiere mostrar, un nostálgico que tiró el recuerdo que le ataba o un charco del que salir para meterse en otro que conviene entrar.
O quizá es un fular tirado en un sucio charco y nada más.
Una despedida, puede ser muchas cosas, pero sin duda…
…siempre es algo más. 

No hay comentarios: