14 marzo 2016

Creep

Cuando lo normal es estar preso en clases sociales (lo cual indica tener muy poquita “clase”), la apariencia física (que no eres), creer por otros, nada que cuestionar (no vaya a ser que descubras la verdad), ideologías a las que pertenecer, el apellido, la raza, las patrias, los resultados, comparaciones, el pasado, las posesiones (que te poseen), la imagen que das…
Debe ser un alivio y todo un halago… ser raro; excepto que eso sea otra imagen que trates de enseñar y no una reacción ante tanta irrealidad. 

No hay comentarios: