15 diciembre 2016

Sin parar

Solo tenía un sueño.
Mis alas estaban mojadas
y no me dejaban volar.
Estaban salpicadas de opiniones
que me pisaban y me pisaban…
sin parar.
Solo tenía un sueño.
Me encontraba en el bosque oscuro
y un petirrojo me quiso guiar.
Estaba herido en su pecho rojo
que le oprimía y oprimía…
sin parar.
Desperté del sueño.
Mis manos estaban aleteando
y me dejaban expresar.
Estaban libres de opiniones
y escribían y escribían…
sin parar.
Ahora soy un petirrojo.
He visto uno en el bosque oscuro
que me quiso guiar.
Era yo mismo cantando,
volando y volando…
sin parar.
(Basado en la letra de Bernardo Atxaga
a la que puso música "Itoiz")


No hay comentarios: