20 junio 2018

Mitos de la felicidad...

Acéptate tal y como eres.
Esta gusta mucho, de hecho, cuando llegan a casa después de oír a un supuesto experto decir que hay que aceptarse como uno es, se refuerza la gilipollez en grado extremo. "Me han dicho que me acepte como soy así que si exagero pues exagero y te aguantas pues yo voy a ser feliz" En unos meses este tipo de aceptación lleva a consumo seguro de tranquilizantes (que tampoco harán feliz a largo plazo)
Sonríe aún sin ganas.
Esta es muy guay. Si no fuera porque a lo largo del año pasan cosas que requieren nuestra emoción inevitable, repito: inevitable, de tristeza para equilibrar emociones, sería fantástico. Así que cada vez veo más gente con caras extrañas haciendo muecas enseñando dientes supongo que para mover endorfinas pero su gestión de la tristeza no anda fina que digamos, llora joder, que no pasa nada, pero no te conviertas en un quejica, término medio.
No existen los problemas.
Esta la suelen decir los neogurús del siglo 21 y la gente se la cree. Así que cuando tienen problemas se inventan que no los tienen y el problema va creciendo hasta que de nuevo nos encontramos con la pastilla.
Hay que ser muy activo
En cuanto oyen esto se apuntan a tres cursillos por semana, doce fiestas al mes, el amante, la querida, maratón, karaoke y por supuesto el aumento de estrés lógico por empeñarte en ser activo. Toma una pizca de patxarán después de comer y echa una siesta que no eres imprescindible.
Evita gente tóxica
De esta ya he hablado muchas veces. Es una de las preferidas pues nadie piensa que uno mismo es tóxico a riesgo de evitarse a sí mismo y fomenta que “yo” soy de los buenos, especial y los demás son los que no tienen razón y andan por ahí molestando. Si es que hay cada uno… (que nunca soy yo)
Regálate tiempo.
Mejor olvídate del tiempo. Si sales de trabajar a las tantas a ver quién carajo va a venir con una cajita con su correspondiente lacito que lleva dentro tiempo. Tienes el tiempo que tienes, aprovecha y acepta, ya está, no des vueltas.

15 junio 2018

Ya está aquí el mundial

El deporte con más seguidores, llamados erróneamente aficionados pues son todo unos profesionales en alineaciones, tácticas y sobre todo árbitros.
Freud diría que el mundial de fútbol es la expresión fálica de un testículo rodando con el fin de entrar en ese útero en forma de portería que protege un  cancerbero con guantes profilácticos mientras el árbitro va con su pito por todo el campo. Luis Buñuel vería, sin embargo, el discreto encanto de la burguesía animando a billetes con patas persiguiendo ese oscuro objeto del deseo.
Se compone de once jugadores que es el símbolo del sodio con que se hace el desodorante que anunciarán después del partido y consiste en meter un gol más que el equipo rival. Para ello hay que recoger la frase del galés Vinnie Jones: “Ganar no es lo importante, siempre y cuando ganes”
El gol es algo así como tres orgasmos en un segundo si es del equipo que apoyas o la desesperación más absoluta que el cuadro El grito de Munch si es en contra.
Personalmente tuve un poco de contacto jugando de chaval (me gusta esta palabra, chaval, me suena a adolescente con desparpajo) pero me gustaba tanto regatear que acabé regateándome a mí mismo con otros sueños que llamaban a la puerta.
Muchos países participan en este evento, desde los antiguos vikingos representados esta vez por Islandia, Dinamarca y Suecia pasando por eslavos, aztecas, latinos, germanos… luchando por la copa que embriague a sus aficionados. Batallas más sanas que las guerras, aunque patrocinadas por un negocio que mueve el dinero suficiente para paliar guerras olvidadas pero muy presentes que hacen jugar sin zapatos a críos que sueñan con meter un gol con agua y comida suficiente para volver a jugar.
Como decía Galeano "El fútbol es la única religión que no tiene ateos"

09 junio 2018

¿Educando?

Recordemos que la educación consiste en preparar a los hijos para no hacerles falta (no me refiero al dinero) Pero tenemos en contra la moda en dos vertientes.
Primera: padres (que sí, también madres) obsesionados con aplicar nosequé teorías pedagógicas de diálogo eterno, comprensión infinita, ni una palabra más alta que otra y ninguna consecuencia por si sus emociones se ven alteradas por el wifi de nuestra voz y su tablet límbica se ve desconectada por neurotransmisores que le asusten.
Segunda: lo más importante de vivir en grupo a día de hoy es la imagen. Así que tenemos robots andantes de plasma preocupados por “megustas”, encajar en el grupo (mejor no pensar qué hay que hacer para encajar) y sobre todo por ser “normal” (algunos se hacen los especiales porque también es normal hacerse el especial)
Soluciones: que sientan las emociones, no hay malas (o les estamos enseñando a mentir) pero cuiden las consecuencias. Si no hay consecuencias la leche que se van a pegar cuando la vida se las ponga repercutirá en toda la familia y su caja de trankimazin.
Que se parezcan a ellos mismos y no fomentar modelos ni aplaudir cuando se parezca a un progenitor que con uno ya tenemos bastante contribución al mundo.
Apoyar la educación con salidas a sitios reales donde vean lo que es la vida y hablar con gente que tenga sus experiencias para transmitir esa realidad. Es decir, que aprendan pronto que la enfermedad, los problemas, los cambios, los fracasos… no son cosas malas sino normales y que se puede vivir con ello.
No comparar sino desarrollar y potenciar lo que lleve dentro (excepto la tontería suya y las nuestras como padres)
Tomar consciencia (darse cuenta) de lo que se hace y lo que provoca lo que se hace.
Jamás inculcar ideas políticas o religiosas, ya descubrirán ellos mismos el infernal mundo de las ideologías (se ven en manifestaciones políticas niños con banderitas en brazos de los padres todo orgullosos)
En resumen: que no hay recetas mágicas (que quede claro) y el principio de la educación de los hijos empieza… en nuestra propia educación y la palabra cuestionarse.

07 junio 2018

Orangután se enfrenta a excavadora

Las excavadoras no las mueven las multinacionales sino los ciudadanos que consumen lo que las multinacionales ofrecen. Aceite de palma a cambio de arrasar a esos anarquistas libertarios que son los orangutanes. ¿Nos escandalizamos? Bueno, siempre y cuando nuestros hijos no trabajen con las excavadoras o las entidades que ordenan la masacre, que lo suyo les costó encontrar trabajo o realizar sus estudios. De palabra somos muy monos pero a la hora de implicarse… pues depende. ¿De qué? De si la excavadora me beneficia de alguna manera o no. Total, son orangutanes.
Cuando el último orangután perezca, sus primos los homo sapiens, habrán completado la inevitable evolución a homo gilipollensis. Hace falta ser gilipollas para cargarse la propia casa y arrasar la biosfera que aporta calidad de oxígeno y diversidad.  

31 mayo 2018

CRECIMIENTO PERSONAL (Nuevo curso...


Crecimiento Personal (Mindfulness)

Presentación
Recuperar momentos de calma, sentirse en paz con uno mismo y afrontar los retos de la vida con plena energía, se hace fundamental para ganar confianza.
Para ello se necesitan estrategias que consigan que enfrentemos los distintos retos aprendiendo a disfrutar de los espacios dedicados al ocio y atendiendo plenamente a lo que uno está realizando.
Se harán dinámicas de grupo para estimular tanto la atención como la creatividad y la expresión comunicativa.


Contenido
Cómo dirigir la propia vida hacia unos hábitos que consigan mantener la ilusión y sentirse útil ante los diferentes retos que se nos presenten.
Se tratará sobre la importancia de la atención y la influencia del pensamiento en el estado de ánimo, las potencialidades que cada uno poseemos y el valor de sentirse mentalmente libre para decidir, escoger y ser dueños de nuestra propia vida.
También se expondrán las distintas soluciones para afrontar las exigencias de la vida y cómo vivir de acuerdo a nuestros objetivos y desarrollo de las capacidades de una forma equilibrada.


Objetivos
Conocimiento interno
Estrategias para ganar confianza
Pautas para encontrar equilibrio interno
Descubrir las propias capacidades
Mejorar la autoestima
Despertar la ilusión y el interés
Soltar condicionamientos

Creencias
En la capacidad de las personas para adaptarse a los cambios.
La ilusión que nace al desarrollar la potencialidad que llevamos dentro.
Trabajar la observación como principio de aprendizaje.
En el derecho a equivocarnos y el aprendizaje que surge de ello.
En disfrutar del camino independientemente del resultado.
En el eterno presente.
En fabricar tu propia suerte.

No te preguntes cómo ser libre. Pregúntate de qué quieres liberarte.

IMPARTE:

Leonardo Resano
Diplomado en Trabajo Social y Gerontología Social y Cultural. Experto en Crecimiento Personal, Coach, Colaborador en la sección de Psicología del programa “La Muga” de Navarra Televisión y Autor de los libros “En este momento” y “Navegando por la mente” de Eunate Ediciones. Martes de 10:30 a 12:30 del 2 de octubre al 28 de mayo INFORMACIÓN: 670426241 leonardoresano@gmail.com

21 mayo 2018

Navegantes sin nave


Tenía un barco que no navegaba, unos indios que no tenían montañas, un orangután que no rugía y un armario donde meterlos a todos juntos.
Cuando estaban dentro… los indios, arco en mano, asaltaban el barco donde el Dr. Livingston partía en busca del orangután perdido. Mis juguetes daban cuenta de lo que podía ser pero no de lo que era. Aunque Afrodita A se quitaba y ponía pechos “fuera” a su antojo y Mazinguer andaba obsesionado con el Doctor Infierno.
La cosa ha empeorado. Ahora todo está dentro de las pantallas. Apenas hay indios en USA, las montañas arden y los orangutanes están en peligro de extinción. La atención está secuestrada por barcos que no navegan y van cargados de egos que salvaguardar. Egos que requieren aplauso, imagen que cuidar, no basta con disfrutar ¡Se tienen que enterar como disfruto! Dependencia del halago, mentiras que tapar…
Los juegos reunidos son ante móviles, Geyperman y la Barbie andan por platós de tv, las canicas son balas que vender a países pobres, Robin Hood entró al parlamento donde ya no reparte…
Invocaré a las Lamiak a Odín y a Zeus, viajaré al recóndito Tibet en busca de Shangri La, buscaré en los bosques escoceses la tabla redonda y beberé del Santo Grial hasta que la mente descanse del ego hasta el infinito y más allá.

04 mayo 2018

30 abril 2018

¿Utopías?

¿Y si se revisaran leyes antes de salir en multitud a la calle?
¿Y si no hiciera falta hablar para que sea evidente un no?
¿Y si no pertenecieras a ninguna sigla desde la que buscar desunión?
¿Y si cuando eres el beneficiario del chantaje no aceptaras la invitación?
¿Y si el sistema educativo no promulgara menos horas de Nietzsche, Sócrates o Locke?
¿Y si las etiquetas solo estuvieran en la ropa?
¿Y si la palabra sexo fuera motivo de libertad, placer y celebración?
¿Y si tus “amigos” planean abusos y avisaras a comisaría sin demora?
¿Y si no hubiera prisiones peores que la propia prisión?
¿Y si las armas no fueran negocio ni se exhibieran en cada nación?
¿Y si los obispos… (esta interrogante sería muy larga)?
¿Y si el hambre fuera erradicado con el dinero de la corrupción?
¿Y si nos olvidamos de las apariencias, los títulos y la posición?
¿Y si no hubiera sueldo vitalicio y la política fuera vocación?
¿Y si la naturaleza es nuestra casa por qué no la cuidamos mejor?
¿Y si estas preguntas no estuvieran en condicional porque fuera lógica la solución?

La palabra utopía se inventó para frenar al pueblo y su imaginación.
(L. Resano)

20 abril 2018

Cambios, palabras y realidades

Comparto momentos de la conferencia de Pamplona y agradezco el buen rato que me hicisteis pasar al poder comunicarnos. Así mismo reconocer la gran labor de ASORNA para ampliar la comunicación a todas las personas. Gracias:

18 abril 2018

La fuerza de uno

Aunque se pare la tierra y la Venus del Milo no tenga brazos para abrazar, pese a que el dinero financie bombas y malestar, aunque Bukowski se emborrachara con versos y Sinatra usara la voz a su manera…
Sí, que sí; que aunque se pongan cortinas para no ver el hambre y las abejas hagan huelga de miel, aunque el Capitán Trueno no pare de luchar y el sueño de L.King lo quieran dormitar… la fuerza del cambio comienza en la coherencia con uno mismo… y nada más.

16 abril 2018

Me hace falta...

No me hace falta ropa de marca para marcar personalidad, leer mil libros para pensar ni alguna religión para amar.
No me hace falta parecerme a nadie ni seguir modas para tener modales, ni siquiera me hace falta una sociedad para encajar.
No me hace falta una cuadrilla para la amistad ni recetas para la felicidad, ni siquiera me hace falta titulación para hablar.
No me hace falta boda para asegurar ni la inexistente seguridad ni tampoco viajes largos para disfrutar.
No me hace falta líder espiritual pues la libertad no se puede liderar, mucho menos ideología que seguir ni partido al que partir ni mártir al que llorar.
No me hace falta que me den la razón ni necesito bendición, me resbalan los enchufes y no se compra el honor.
No me hace falta que me echen en falta ni aparentar que no tengo faltas; que no me hace falta fingir que todo va bien ni esconder lo que me falta.
Me hace falta amar, eso sí, siempre sin falta.

14 abril 2018

Basura que tapar

Porque no quieren tener nada más de lo que son. Por eso son bonitos los árboles; como ese haya que baja sus bandejas de hojas casi hasta el suelo y me enseña como brota… ¡Una bolsa de plástico! De sus ramas. Por eso son feos los humanos, porque no solo quieren más y más sino que brota de sus cabezas tanta basura como miedos tienen que tapar. 

12 abril 2018

Paisaje industrial

Las estrellas parecían joyas baratas ensuciadas por la niebla, un perro famélico buscaba cerca de oficinas restos de restos y a mí me gustaba subir al tejado. ¡Pero qué vistas! Hierros oxidados, tan reales que me embriagaban, luces lejanas de coches moribundos y vuelos de murciélagos en busca de insectos o de un Drácula que les guiase. La noche siempre ha tenido una atracción especial. Las uralitas irregulares de las naves de la fábrica, el cansancio de las máquinas cuando ya nadie queda para incordiarlas, acero, polvo de metal suspendido entre los grandes portalones donde hace horas pasaban carretillas, jefillos, deseos, jefazos, bocatas… pero nada como los tejados a las tres de la mañana sin nadie en todo el recinto, con el insomnio enseñando un paisaje de metal y mi propia compañía con una lata que beber mientras los pensamientos ya no dan la lata. Al día siguiente, a las diez de la mañana tenía ya tanto sueño que salía a las calles a repartirlo hasta un nuevo despertar.  


11 abril 2018

Actualidad semanal

Esta semana hemos tenido cosas de lo más curiosas, como que la reina me ha tapado la visión de los ere que ere, esos que los parados nunca verán volver. Pero eso no es todo, mientras practicaba guitarra por la Universidad Autodidacta Leonardo I (UAL1) un sol sostenido se ha reconvertido a bemol, como los bemoles que algunos tienen de recibir títulos sin notas que valgan. Puigdemont ha pasado de amarillo a blanco alemán y en Siria ha habido una atrocidad que se soluciona, no con cascos azules, rojos o verdes, sino con, y cito a Trump: Misiles bonitos, nuevos e inteligentes. Es decir de pasarela, que dejarán el paisaje impoluto y con la inteligencia de contribuir a la subvención de cementerios de la vergüenza en un país que si apoyas al presidente, apoyas las armas químicas y si apoyas a la oposición aplaudes al Daesh que se inmolan por Europa. Con todo esto, nos dice Zukerberg (lo escribo mal no me vaya a investigar) entonando el mea culpa (primero meo en datos privados y luego ya me confieso con tres avemarías) que la guerra de datos es importante, algo que se suma a la certeza que con determinados datos puedes cambiar la opinión de la gente, es decir, tenemos cerebros huecos que pueden ser llenados al antojo manipulable para que hablemos, digamos y opinemos de lo que a los directores de marionetas les dé la gana. Pero esto no es lo más importante ¡Ha perdido el Barça! Ante esta noticia la huelga por suspender los sueldos vitalicios que se anunciará próximamente en octubre, queda eclipsada por lógica ante semejante noticia de alcance insospechado. En resumen, que cómo baja el Arga, tanta agua igual se lleva… (por completar)

09 abril 2018

Egocentrismo

06 marzo 2018

Paseo de fango y silencio...

Salí a dar un paseo para relajar la guerra civil que ocurría en mi cabeza (en ese momento cabezudo pensante) y en la acera sentí como un reguero de agua y barro proveniente de una maceta apostada en el segundo piso, mojaba mi pelo; e incluso las canas adquirieron un color tierra pegajoso que me rejuvenecía algo. Ya puestos seguí con el paseo en busca de tranquilidad pero una multitud de vampiros, la liga de la justicia, brujas y hasta Bob Esponja con toda su familia al completo, pasaron a mi lado echando confeti y no sé que más cosas blancas que cayeron en mi pegajoso pelo-maceta. Así descubrí que eran carnavales y mi aspecto ya se iba poniendo a la par del día.

Me alejé hasta el camino que va al riachuelo bien apartado de cualquier urbanización o síntoma de acoso carnavalesco y he aquí mi tercer encuentro con un jabalí en mi vida. Nos quedamos quietos mirándonos. El jabalí hacía movimientos como de tragar saliva, supongo que asustado al ver un humano con la cabeza llena de confeti, barro, goma-espuma y ni se sabe cuántos pensamientos. Recordé las instrucciones ante estos encuentros y me retiré lentamente de su camino mirando al horizonte, tan lentamente y tan mirando donde no debía que caí a una regadera y el jabalí salió embalado hacia donde me encontraba…
No, el pobre jabalí no resultó herido, ni me atacó, creo que le dio un ataque de risa, dio media vuelta y se lo fue a contar a sus amigos. La regadera sí me atacó, de tal modo que había una mezcla de fango, un olor asqueroso que salía de ese barro tan negro que se forma en los subsuelos y creo que interrumpí una reunión vecinal de bichos que supongo estaban dándose un banquete.
Así que volví de mi paseo relajante muy solo, que es lo que quería, pues cuando llegué a la urbanización, las personas se iban retirando a mi paso, supongo que por el olor, ya que por la pinta, iba de los más originales disfrazado de fango andante y recordándome una frase de Bukowski: No era mi día. Ni mi semana, ni mi mes, ni mi año. Ni mi vida ¡Maldita sea!
Pero al llegar a casa me di cuenta que un árbol había nacido de mi cabeza y había frutos creativos y había silencio.

16 febrero 2018

¡Empiezo ahora!

09 febrero 2018

25 enero 2018

Afrontando las emociones

Para enviar fotos callejeras: leonardoresano@gmail.com

22 enero 2018

Ella, sentada, leía

Me agarré fuerte al mástil
mientras íbamos a la deriva.
Ella, sentada, leía.
Luché con dos tiburones
mientras el barco se hundía
Ella, sentada, leía.
Achiqué agua por doquier
mientras torrencialmente llovía
Ella, sentada, leía.
Caímos por una cascada
mientras la barca se rompía
Ella, sentada, leía.
Ya  en la orilla exhausto
le pregunté qué leía
Tus hazañas, cariño, eso leía.

Resumen soporífero de las noticias del mes

Si compras una estelada en las rebajas atento a las actitudes machistas de algún dependiente o dienta, mientras subes la foto a instagram a la vez que ciudadanos dan a “me gusta” mucho más que el partido popular y no podemos culpar a Trump de todo lo que pase mientras messi mete un gol y belén esteban cobra medio millón al año a la vez que operación triunfo triunfa y el papa comunista es ignorado por el vaticano llegando emigrantes en pateras al primer mundo de consumidores de antidepresivos preparándose para ir a las olimpiadas de korea, donde temen a su vecino kim jong um que compara tamaño con Donald y alguien dice nosequé de la educación en Finlandia mientras un adolescente se estresa porque laura no comparte su foto y la cara sigue pegada al móvil y de pronto hay olimpiadas de cocineros y nuestra provincia es la mejor y ser independiente no es emanciparse y algunas veces nieva y por fin pasas unos días de noticias y te das un paseo por el bosque donde tirar tanto pensamiento que acaba en miento, igual sobrevives a tanta sobreinformación…

16 enero 2018

Ode to Dolores O’Riordan

Solíamos ser tan libres
Escuchábamos The Cranberries
Y vivíamos para el amor
Y no esa realidad…
Just my imagination
Dolores cantaba sin reglas,
Animal instinct
Podía perder los estribos
Pero no el pentagrama
Ni sus Promises
El tiempo se agota
Y si no lo aprovechas
Serás un Zombie
Así que ofrece lo que tienes…
Dreams
Y pasa, pasa de la infelicidad
Que no nos importa nada
Cuando los amigos son familia
Ode to my family
Y la constancia la única bandera
Linger!