22 enero 2019

Lo que no tapa la nieve...

Ya está aquí la nieve, tan blanca como el blanqueo de capitales (de guante blanco como la nieve) y fría como la llegada de pateras a las que ya va aceptando el ciudadano el discurso de qué se vayan (la historia repitiéndose) Veo que va tapando el césped pero no tapa las tapaderas que nos tragamos para mantener al político en su puesto.
Ya está aquí la nieve, observo por la ventana como la gente va dejando la huella de sus pisadas que vuelven a cubrirse de blanco. Todo lo tapa menos lo que tapamos en nuestras mentes. Eso que pide a gritos ser destapado. 

12 enero 2019

Excusando...

Mientras se eduque en valores hablados y no en asumir conductas por si el niño (persona de 6 a 50 años) se trauma, nos espera un trauma social de consecuencias (otra palabra que ya no se usa en educación) muy graves.

Mientras los valores hablados se imparten más que en ninguna época de la historia, la conducta (que no es hablada, sino real) machista, homófoba, racista e hipócrita; campa a sus anchas y aumentando según las estadísticas.
Si no se educa en hábitos, en ejemplo… ¿De qué sirven los valores hablados?
La palabra es fundamental y muy necesaria. La palabra no vivida, sin consecuencias ni actitudes... se queda en intenciones o propósitos que no transforman la sociedad. 
Y sí, mi chiquillo no tiene la culpa, es que... (se abre paréntesis de excusas…

Bluesviviendo...

Con un vaso de blues en la mano, cruzando la noche entre elegantes mesas donde la conversación era entre sugerente, misteriosa e imprevista… con una mirada que gritaba bésame pero no me beses pero bésame ahora y con un camarero que limpiaba el saxofón con esmero mientras un cliente estrellaba la copa de recuerdos contra el suelo; y la banda ya iba por el mi menor en busca del séptimo acorde y, para más evidencia, sin darse cuenta su cuerpo se balanceaba al ritmo del deseo… ella comentó que no entendía bien esa música.

10 enero 2019

No cuento...

No cuento con cuentos que me lleven a la gloria.
Ni venderme a la política a cambio de poder.
No cuento con vivir del cuento ni el camino fácil.
Ni con la suerte ni el temer.
No cuento con la censura de ese cuento.
Ni las mentes represivas condenando lo que desean tener.
No cuento con lo que fui.
Ni mucho menos con lo que seré.
Yo solo cuento con el momento.
Con los que ya sabéis.
Contigo…
Y con SER


04 enero 2019

Empezamos siempre hoy

Aunque el año nuevo solo es el viejo que se alarga, los chinos aterricen en la cara oculta que todos tenemos en la luna, escribas justicia y leas manada…
Aunque la felicidad es un negocio y las personas busquen milagros en lugar de pelearlos y la emigración importe menos si ahora no nos toca…
Aunque se normalice la corrupción, se pueda comprar a las personas y no seamos hipócritas hasta que nos toque serlo…
Aunque se vendan armas a países pobres, se anteponga la inexistente patria por encima de la persona y las marionetas de las multinacionales gobiernen…
Aunque importe más el wifi que el clima, mi guitarra tenga las cuerdas constipadas y mi novela me escriba a mí en lugar de empezarla yo…
Aquí estoy. No soy lo que tengo pero puedo ofrecer lo que soy. Porque, pase lo que pase en el mundo… Todos empezamos siempre hoy.



06 diciembre 2018

La constitución de Schrödinger

La probabilidad de que el gato de Schorödinger esté vivo o muerto es del 50% en ambos casos y la única forma de averiguar qué ha ocurrido es abriendo la caja. Schrödinger afirmaba que, hasta el momento en que la caja se abriese, el gato estaría “vivo y muerto al mismo tiempo”
Con la constitución se nos plantea el mismo dilema cuántico. Por ejemplo:
Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.
Una vez leído, uno se pregunta si la constitución son un conjunto de normas en condicional (que estarían bien si se aplicaran) o en imperativo (impera que se cumplan) o quizá en futuro (las cosas de palacio… nunca)
Que no solo tengo derecho a vivienda por constitución (por ley de OBLIGADO cumplimiento) sino que además sea digna y para colmo adecuada. Por si fuera poco, por LEY se impedirá la especulación y (ahora viene el chiste final) la comunidad participará en las plusvalías. Toma ya. Está en la constitución por lo que el poder está OBLIGADO a cumplirlo.
Siempre me he imaginado un abogado de esos de película exigiendo el cumplimiento de este artículo 47 pues lo lógico es (sería) que el poder cumpla la constitución pues sino… ¿cómo va a cumplirla el ciudadano? Pero esos abogados están en la ficción (que es donde vivimos la sociedad como residencia habitual)
Si añadimos que un delincuente con recursos reúne más posibilidades para acortar su estancia en prisión, ¿No sería mejor poner por escrito una ley que reconozca la realidad y quitar los artículos que dan lugar a desconfiar? Porque si no, podemos empezar a pensar que aquí hay gato encerrado, que ni está vivo ni está muerto pero está.
Dicho esto, no puedo sino terminar con los anti-todo que aplaudirían cualquier crítica a la constitución. Dentro de fomentar el espíritu crítico, la vida es tonalidades y grises que no extremos (esa palabra que tan rápido se está poniendo de moda en este país) Afortunadamente hay constitución (que me permite criticarla, cosa que no podría en una dictadura) pero también hay palabras como desahucio que ponen en evidencia el incumplimiento de leyes que damos por hecho que es normal que no se cumplan.

26 noviembre 2018

Para suprimir las preocupaciones


1) No las suprimas. Si no hay preocupaciones seguramente estás muerto.
2) Normaliza. No luches contra lo inevitable ni busques seguridad. La vida no es segura.
3) Date cuenta. El exceso de preocupación viene del pensamiento.
4) Fluye. El pensamiento solo es pensamiento. Céntrate en lo que haces.
5) Atiende. Las cosas son como son. En otoño caen hojas y el ruiseñor trina.
6) Suelta. No te mientas, deja de fingir y suelta eso… sí, eso que sabes…
7) Expresa. Elige las palabras, haz que el día sea interesante pese a…
8) Ego. El “mí” es pasado, el muro que te impide vivir ahora. Pasa de tanto “mí”
9) Armonía. Promueve la alegría aceptando la tristeza, la vida aceptando la muerte…
10) Elije. Nadie elije por ti, no te escudes en otros ni pongas excusas.
11) Acepta. Vive con ello pero que “ello” no te impida vivir.
12) Ama. ¿Tienes miedo a amar? El amor se lleva al ego. Ese es el miedo.
13) Mueve. Tienes cuerpo: muévelo. Tienes mente: aprende, siempre aprende.
14) Ayuda. No rechaces el contacto, la vida es relación. Eres útil.
15) Crea. Sal del molde y usa tu imaginación. Jamás te compares.
16) Libera. Sal de ti. ¿Cómo? No te aferres a nada. No pertenezcas a nada.
17) Comunica. No te lo guardes y comparte. El beneficio común es el objetivo.
18) Silencio. Acepta el ruido y vendrá el silencio, solo así no le darás importancia.
19) Naturaleza. Es lo que eres. No te maltrates a ti mismo; siembra.
20) Consciencia. No te pienses, siéntete. Eres todo, eres la vida. Solo existe “ahora”


22 noviembre 2018

El pequeño GRAN comercio

Quizá sea porque nunca me gustaron las multitudes o porque me gusta una buena conversación (sin prisa) sobre el producto que consumo sin que el producto me consuma a mí con apabullante publicidad. No sé, o quizá por el valor que hay que echar en estos tiempos al abrir un pequeño (grande por dentro) comercio que lo equiparo a David sobre Goliath, la verdad de Clark Kent sobre la mentira de Superman o los enanitos currelas más allá de Blanca Nieves, que mantienen el bosque por trabajar. Quizá sea porque la calle invita a pasear, pero me gusta más el comercio callejero que el gran centro comercial. El kiosko donde caen copos de nieve mientras manos vestidas con guantes de invierno te entregan la prensa, alimentación con información de por medio y conversación de la procedencia de las verduras, zapaterías donde dar un paseo con tus zapatos por jubilar, todo lento, agradable, callejero…
Ya ni en época de elecciones se defiende el pequeño comercio, símbolo de clases medias que se extinguen ante el pasotismo del ciudadano que tiene prisa, mucha prisa. Prisa por comprar, por disfrutar ya, porque mis niños disfruten mucho en el centro comercial, tanto que no crezcan jamás, prisas por comer rápidamente mientras los enanitos de la familia son abducidos por las pantallas; prisa por ser felices, tanta prisa que la felicidad se queda detrás y llegamos a casa con bolsas y bolsas cargadas de ansiedad porque llegamos tarde y con prisas, más prisas sin saber donde llegar.

14 noviembre 2018

Censurando

Entre las censuras de la supuesta izquierda y la supuesta derecha (para mí no son reales estos términos, de ahí “supuesta”) no vamos a poder decir un cagüen… ni ver películas donde salga un personaje machista (del que aprender a no serlo) o algún tipo de violencia, ni leer novelas donde se digan tacos o se insulte a cualquier Dios de cualquier religión, ni escuchar a Wagner jamás (porque era racista) ni Rigoletto de Verdi (La donna è mobile) ni decir en conferencias “a todos nos pasa” sin decir a la velocidad del rayo “y también a todas” ni poder expresar que las banderas te la… ni… ni…
En fin, que al final solo vamos a poder ver o interpretar a los Tres Cerditos, Heidi, Tarzán y el Patio de mi casa… aunque tampoco por el tema inmobiliario de las casitas, el bullying de la señorita Rotenmeier, un tío blanco en la selva como el héroe en África y la palabra “agachaditos” que puede fomentar poca autoestima en los niños.
¿Qué se puede escribir, componer o crear libremente que los señores políticos de las supuestas izquierdas y derechas permitan? Que nos hagan una lista por si acaso o que digan claramente que está prohibida la libre-expresión y la creatividad. Es otro modo de tener callada a la gente (y van por ahí los tiros, perdón por la palabra violenta “tiros”) alentar un miedo a expresarse no vaya a ser que digamos algo políticamente (nunca mejor dicho) incorrecto, nada guay o que no encaje.
La censura ha vuelto y ahora es global.


13 noviembre 2018

Exceso de poder

El exceso de poder es posible gracias a que los ciudadanos se sienten representados por el partido que piensan que no va a cometer exceso de poder. El poder es como una máquina de churros, entran como materia prima y salen como churros uniformados y con el tamaño adecuado para caer en el aceite. El aceite, por supuesto, es la banca. Algún churro queda muy bien a la vista, como muy expresivo, tanto que dan ganas de comprarlo y así se va reeligiendo al churro de turno mientras se protesta por las manchas de aceite que deja.
En resumen, el exceso de poder está legitimado por el exceso de fanatismo, de yo soy de este y tú del otro. El exceso de poder es el espejo que refleja la vida habitual del ciudadano en su día a día. Coge un ciudadano al azar, de esos que protestan contra el exceso del poder, entrégale algo de poder y por fin estará callado.

11 noviembre 2018

Decadencia...

Y todos íbamos deprisa en busca de ir más despacio.
Y todos corríamos para llegar al lugar que teníamos al lado.
Y todos buscábamos ser libres poniéndonos la máscara.
Y todos pertenecíamos a algo para no pertenecer a nada.
Y todos estábamos insatisfechos porque buscábamos más.
Y todos criticábamos al vecino porque no se parecía a nosotros.
Y todos creíamos que los impresentables eran los demás.
Y todos buscábamos el amor huyendo del amor.
Y todos nos fuimos al carajo porque el planeta lo necesitaba.
Y todos fuimos nadie y entonces todo se arregló.




09 noviembre 2018

19 octubre 2018

Imaginación y creatividad

Salir del molde para ser un ingrediente propio:

15 octubre 2018

¡Leed mientras podáis!

De momento no secuestran los libros. Puedo leer una transgresión incómoda en “La senda del perdedor” o “La máquina de follar” de Bukowski, sentirme decadente con Wilde o perderme con el amante de “Lady Chatterley”
Hay que darse prisa, pronto empezarán las piras llenas de libros pues la historia tiende a repetirse. Leer lo que podáis pues la censora estupidez de nuevo llega. Viajar con Huckleberry Finn o hacer vuestra Odisea de la mano de Homero, transformaros a lo Kafka antes de que las cucarachas censoras prohíban la imaginación, visitar las 20 casas de barro de Macondo con García Márquez o hablar sin represión como Samuel Beckett. Antes de que el realismo mágico de Borges pierda la magia y el Ulises encuentre a Joyce, hay que leer todas las semanas.
Las palabras ya no pueden salirse del contexto, están secuestradas. Ni se puede cagar uno en dioses o santos ni encajar un mariconez en un contexto pusilánime o cursi. No. Eso queda en los libros. Ya no condenan por los actos, puedes acabar entre rejas por dichos. Y del dicho al hecho… como que hay un trecho.  
Antes de que se acaben las novelas políticamente incorrectas, los textos irreverentes y los grandes autores, antes de que la hipocresía cierre las tapas de los libros… ¡Leed mientras podáis!
Los hombres son criaturas muy raras: la mitad censura lo que ellos practican, la otra mitad practica lo que ellos censuran(Franklin)



28 septiembre 2018

24 septiembre 2018

La seguridad de Doña Muerte

Cuando los tomates eran tomates jugábamos a ser agricultores pirateando tierras ajenas, cambiando el curso de las regaderas e imaginando un futuro de oportunidades y aventuras. Hasta el anochecer caminábamos sin móviles jugando con la preocupación de madres y padres que no tenían la más mínima intención de protestar ante los profesores las malas notas del hijo. En la comida no nos levantábamos hasta terminar el postre y en el desayuno jugaba con mi hermana a ver quién reía antes bebiendo un vaso de leche.
Cuando el cocido no era una borrachera y las abuelas eran sabias sin titulaciones, todo iba más despacio y nadie corría como pollo sin cabeza en busca de algo seguro y permanente que se lo llevará Doña Muerte.

14 septiembre 2018

Tesis y antítesis

Tesis viene de la palabra latina thesis y significa conclusión.
A estas alturas podemos concluir que mientras la electricidad chamusca las cuentas bancarias de los fervorosos votantes y el gobierno entrega bombas (a cambio de inversiones eh? no os vayáis a creer…) a un país donde se ejecutan a homosexuales, el alquiler sube a la azotea de la imposibilidad, la Iglesia no encuentra su Iglesia, el crucigrama pierde la horizontal porque censuran la vertical, los padres están secuestrados por los hijos, el paro no para excepto para trabajo temporal, las pantallas son los nuevos hipnotizadores, el capitalismo vende la felicidad a cómodos plazos, se avecinan elecciones con imágenes, títeres y manipulaciones que votar…
Lo que hace falta es la antítesis (Antíthesis) que significa contraponer dos términos o refutar una conclusión. Así pues, me agarro a la antítesis de no entrar en las “cortinas de humo” para seguir despistando a una población que saben les van a votar porque están ávidos de aclarar que soy de este, ese o aquel.
En este caso, tanto la cortina (facilidades en los estudios de algunos cargos electos) como el humo (el empobrecimiento económico y moral) huelen mal. 



07 septiembre 2018

24 agosto 2018

CRECIMIENTO PERSONAL

NUEVOS CURSOS: Quedan plazas para Burlada e Iturrama. Villava completo. Para apuntarse: leonardoresano@gmail.com o 670426241

10 agosto 2018

Empareja(dos)

Para que funcione el amor en pareja hay que quitar el “para que” No hay objetivo, no hay plan, no hay “somos uno” aunque sí un nosotros. No se trata de ser “parientes” pues la familia no se elige. Se trata de navegar en un barco pirata, sin rumbo, al abordaje del momento presente. El amor en pareja es compartir el amor que sientes por ti mismo.
Si no hay dudas no es amor pues las dudas son el hilo con que se teje la relación, un descubrimiento, una incógnita que te apasiona. Donde no hay respeto hay miedo, mejor déjalo. Si es por miedo a la soledad quédate solo hasta que lo resuelvas, eso no es amor sino necesidad. Si vas pensando un “para siempre” mala señal pues se te escapa el eterno ahora. Si no hay cambios no es amor pues el amor es la vida y la vida es cambio. Como el agua dulce cuando desemboca en el mar salado hay que mezclarse, adaptarse y ceder ambos, pues si uno no cede no hay relación sino fango.
El amor en pareja es la suma de dos libertades o lo que es lo mismo, la experiencia libre de dos personas que no pueden dejar de encantarse. Es cuando Lady Mariam y Robin no se necesitan pero algo les dice que paseen por el bosque en un eterno instante.

06 agosto 2018

Más allá del pensamiento...

03 agosto 2018

Nacido para nacer

Entré en los servicios de caballeros (curiosa expresión cuando hoy en día hay mucho hombre pero poco caballero) y escuché unos sollozos desesperados. Nunca lo olvidaré. Habíamos parado de camino a Tierra de Campos, yo tenía 14 años y mis padres me esperaban en la cafetería con mi hermana.

Mientras hacía mis necesidades (por qué se dirá necesidades, esa palabra puede abarcar hasta preparar oposiciones en el WC) en la puerta de al lado seguía el hombre llorando desconsoladamente. Pensé que a mí no me pasaría nunca eso de mayor (dícese un adolescente de 40 o más que hace cosas de mayores como “establecerse”, mentir mejor, creerse que ya es mayor y encajar en la sociedad que miente, se establece y se cree que ya es mayor)
Tenía que tirar de la cadena para que se fueran todos mis pensamientos por el retrete y me daba corte porque me iba a oír y saber que le estaban escuchando llorar de esa manera tan desgarradora.
Hubo una pausa cuando ya salí a los lavabos y entonces abrió la puerta. Se me ocurrió preguntarle con mi timidez de aquella época si se encontraba bien y jamás se me olvidará la respuesta, que anote luego en mi diario, que literalmente fue:
-Mira chaval, un día entenderás que llorar así es estar muy bien. La cabeza necesita expulsar por los ojos las cosas que no le gustan.
Se dio media vuelta y observé que en la chupa de cuero donde caían algunas greñas ya canosas (no sé por qué lo recuerdo con más autenticidad que el rapado lateral que se hacen ahora imitando a actores o millonarios futbolistas)  ponía en su espalda… “Nacido para nacer”
Jamás he visto un mensaje así y menos en una cazadora o cualquier otra prenda. No dije nada pero me dediqué a pensar en la respuesta y el significado del eslogan mientras llegábamos a Boadilla de Rioseco entre girasoles, campos infinitos y el cielo cayendo en la tierra.















02 agosto 2018

La grandeza de la vida...

Para ser libre no puedes huir de tus miedos. Nada te puede perseguir si vas de cara.

Debes desarrollar esa semilla de posibilidades. Si eres león no debes estar en una jaula y si eres águila no puedes andar evitando los precipicios. Si intentan quitarte tu naturaleza, revélate, el que quiera que te siga pero ya no vas a parar.
Para ser libre tienes que hacer recuento de tus cárceles y lo que metes en ellas. Tienes que observar el propio miedo, visitarlo y sentirlo. Sólo así no conseguirán asustarte.
Para ser libre no seas sombra ni vayas a la sombra de nadie, no eres ningún reflejo sino tu propia luz. No seas coche, sé conductor, no seas personaje sino persona, no interpretes y muéstrate.
El que no lo intenta fracasa en intentarlo, no temas al resultado, ¡Hazlo! No eres una versión de nadie así que descarta la comparación si no quieres que te paren. Nunca abandones a las personas que te apoyan y se han sacrificado por ti, a tus amigos, a las personas que amas porque son tu fuerza y eres su fuerza. Solo el ego los olvida cuando no se necesitan. Ama sin cuerdas ni cadenas y sin control.
Si no sabes qué objetivos tienes en la vida, investiga qué es lo que puedes ofrecer, pues ese es el objetivo y lo que te da intensidad. Pero deberás tener disciplina. Solo crece lo que practicas. Cuidado  con lo que entrenas entonces.
No eres la misma persona que antes así que no te refugies en el pasado y ¡Empieza!
Si supieras la grandeza que está esperando salir dentro de ti… es a eso a lo que tenemos miedo, miedo a eliminar nuestras dependencias y miserias que ponemos de excusa, a vivir eso tan grande que te grita para salir. Miedo a ti mismo.


27 julio 2018

No soy de aquí ni soy de allá

Siempre llega primero quien va más descargado decía Facundo Cabral.

La carga más pesada es la que se piensa y se puede soltar recordando que empiezas hoy.
Para empezar hoy abraza el momento incluso aunque sea sufrido. Si no lo abrazas te ahoga. Pero empieza ya porque no es ayer ni mañana y es imposible que no sea ahora.
No soy de aquí porque a nada pertenezco, no soy de allá porque soy del momento.

26 julio 2018

Carry on...

El insomnio empezó en aquel trabajo. Tenía tanto sueño que por las noches salía a repartirlo. En la radio decían que la felicidad es decirte te quiero todos los días y me contuve de llamar al programa para que no dijeran estupideces. En eso estaba cuando conocí a un camionero que venía de una batalla campal contra el whisky donde salió derrotado. Me contó cómo el año pasado se llevó nada más y nada menos que un camión la vida de su hija y que sentía como un vertedero en su corazón. Cuando te golpean tan fuerte saltan todas las alarmas y recuerdo perfectamente que saltó la de la fábrica de pesadillas donde me encontraba. Se trataba de una máquina que pedía aceite o huelga general. Cuando regresé el camión se iba lentamente marcha atrás y observé que en la cabina ponía Carry on
Eso es la felicidad, seguir sin pararse a pensar qué es la felicidad, sin desperdiciar media vida intentando ser feliz. En la radio sonó No Surprises de Radiohead.